El maravilloso mundo de las pesadillas de Zdzislaw Beksinski
Pasillo de huesos, una muestra del mundo de Beksinski

El maravilloso mundo de las pesadillas de Zdzislaw Beksinski

“La realidad existe en algún lugar, pero nosotros lo interpretamos con nuestro propio lenguaje. Solo vemos ilusiones.”

Z. Beksinski.

Ilusiones de la realidad inmortalizadas en perturbadores dibujos y cuadros. Huesos, arena, oscuridad; un mundo de pesadilla. La fantasía onírica y oscura resulta fascinante en el arte de Zdzislaw Beksinski, el “arquitecto de las pesadillas”.

¿Quién era Zdzislaw Beksinski?

Zdzislaw Beksinski (1929 - 2005) fue un renombrado artista polaco conocido por sus dibujos y pinturas perturbadoras a la mirada de la audiencia, de características libres y sin definición. Se ha caracterizado por ser un artista dueño de una serie de conceptos autodenominados hacia su arte, definiciones que artistas y estudiosos no logran clasificar.

cuentos de terror

Beksinski no pertenece a ningún movimiento artístico. Es el mismo artista quien se rehusó constantemente a clasificar su propia obra. Incluso se negó a seguir las corrientes dominantes manteniéndose fiel a su propia convicción.

Sus pinturas se han asociado con el surrealismo, con tendencias políticas como el comunismo o a artistas como H. R. Giger, Arnold Böcklin o William Turner. Los últimos dos son claras influencias del trabajo del artista, reconocido por el mismo Beksinski.

 

“¿Tus pinturas son tenebrosas?

Oh, Dios, no. El arte debería leerse estéticamente. Rechazo cualquier contenido en mi arte. Las interpretaciones son impuestas por otros. Hablando poco modestamente, las pinturas están para ser admiradas o contempladas como, por ejemplo, un hermoso paisaje o lo que sea que nosotros admiremos sin preguntar qué significa.”

Z. Beksinski.

 

A menudo leemos descripciones de su obra como la del sitio Birth. Movies. Death.: “Sus representaciones de criaturas infernales y magras que vagan por paisajes interiores estériles, ásperos y enfermizos, aparecen como si alguien se asomara al mundo post-apocalíptico que nos espera y trajo imágenes que se asemejan a una pesadilla despierta”.

Es que es imposible no pensar en la perturbación de las pesadillas cuando vemos una pintura suya. Las imágenes de cada pintura dan vida a algo que debería estar muerto, una característica dual y repugnante contraria a nuestro código moral interno. Una situación similar a lo que sentimos cuando vemos monstruos en el terror.

Las formas y las texturas sugieren el paso implacable del tiempo alrededor de objetos y criaturas momificados, sin perecer, atrapados para siempre en la realidad del cuadro. Asimismo, las sombras y los colores provocan la fascinación del misterio de una realidad alternativa solo concebible por la frontera de los sueños.

cuentos de terror

El arquitecto de las pesadillas

Nadie creería que un artista con esa capacidad de asombro era, anteriormente, un supervisor de obras de construcción y diseñador de buses y minibuses en una fábrica. Esta fue la dedicación de Beksinski luego de titularse como Arquitecto y Magíster en Ciencias Técnicas de la Universidad de Tecnología de Cracovia. No obstante, su amor por el arte ya existía antes de entrar a la Universidad y perseveró aun cuando sus padres rechazaron su tentativa de estudiar cine.

Aunque nunca fue un artista con educación formal en artes, se las arregló para incursionar en la fotografía como un hobby, el cual se convirtió en una ocupación de medio tiempo. Posteriormente, las convicciones artísticas de Beksinski se tornaron hacia la pintura, medio donde poseía más libertad para su expresión artística.

 

“El fotógrafo debe ser sensible a la realidad mientras yo era sensible a mi mundo interior. Si quería expresar algo, lo imaginaba y luego hacía una foto. Empecé con fotomontaje, pero luego me di cuenta que la manera más fácil es un pincel.”

Z. Beksinski.

 

En 1964 publicó su primera exposición. Éxito rotundo; vendió todas sus obras. Desde ese momento se dedicó al arte principalmente como pintor, pero también continuó algunos trabajos como fotógrafo y escultor.

Beksinski fue una persona de pocas apariciones públicas. A menudo se señala como alguien introvertido, pero simpático y con buen sentido del humor. También se consideró como una persona ajena al interés artístico o político. Determinó su particular perspectiva sobre el arte hacia la estética y a la simpleza de la admiración y la emoción que provoca el arte sin que esto significase expresar, necesariamente, un trasfondo personal o un punto de vista particular sobre la sociedad.

A través de la obra de Beksinski

La obra de Beksinski se ha agrupado en diversas épocas (o etapas) conforme a la característica de su arte a través de los años.

Para sus primeros trabajos Beksinski utilizó la fotografía como medio de expresión. El período comprendió desde los 50’, momento en que Beksinski se dedicó a la fotografía mientras trabajaba como diseñador de buses, hasta los 60’, cuando decide que la fotografía limita su expresión artística y se cambia a la pintura. Durante este período su obra es encasillada como surrealista-expresionista con una característica sadomasoquista. Su fotografía más famosa es Sadist’s Corset (Corsé sádico, 1957).

cuentos de terror
Sadist Corset. Beksinski, 1957.

Las siguientes etapas corresponden a su dedicación como pintor. En este caso, la obra de Beksinski se agrupa en dos etapas: el período fantástico y el período posterior.

El período fantástico (llamado también realismo fantástico) se caracteriza por el trabajo surrealista desarrollado entre los 60’ y mediados de los 80’. Este trabajo es considerado el “diseño de marca” de Beksinski, de alto nivel de detalles, y con el que gana reconocimiento en Polonia. Estas figuras son paisajes infernales e inquietantes, de arquitectura sombría y sobrenatural. Las imágenes utilizan una oscura paleta de colores, pero con destellos de colores brillantes que acentúan el otro mundo de los seres en medio de un ambiente post-apocalíptico.

El período posterior consideró el trabajo realizado después de 1980, cuando sus obras ganaron popularidad internacional especialmente en Francia. Beksinski autodenominó a este estilo gótico. Las pinturas representan figuras humanas deformadas y menos oníricas, pero armónicas y con un fin específico. La obra se caracterizó por considerarse más simple, con menos detalles y usar una paleta de colores más tenue.

 

“… me dirijo hacia una mayor simplicidad del fondo y al mismo tiempo a un considerable grado de deformación de las figuras que están siendo pintadas sin lo que se conoce como luz y sombra natural (…)”

Z. Beksinski.

 

Durante el último período, Beksinski volvió a la fotografía a mediados de los 90’. Las fotografías de este período tienen alteraciones surrealistas gracias a los avances en fotomontaje digital.

Análisis de una obra indefinida

cuentos de terror

Las pinturas de Beksinski poseen, a grandes rasgos, dos temas principales que configuran la obra según Cattaino, en su tesis sobre la configuración fantástica y estética de la “Nueva Carne”. Por un lado, los paisajes y figuras inquietantes mantienen un carácter fuera del tiempo. Utiliza tonos ocres y amarillentos, descoloridos, y texturas que parecen arrugadas, membranosas y ásperas, como si todo se hubiera decolorado por el paso del tiempo. Por otro lado, las figuras monstruosas e informes de sus obras están basados en criaturas petrificadas, desprovistas de vida y atrapadas para siempre en el estatismo de la muerte. Recursos como la repetición de determinadas partes del cuerpo cuyo código moral invoca a la muerte (por ejemplo, los huesos) transmiten una sensación de movimiento enfermizo que revela la decadencia del cuerpo y la apariencia de la muerte.

El artista visual Ethan Dodd señala un resumen de impresiones visuales que podría considerarse un resumen de la obra de Beksinski. A través de los cuadros fácilmente se puede ver la dominación de enormes cruces, figuras monumentales y esculturas como foco principal. La cruz, sobre todo, es una imagen central en gran parte de su trabajo, siempre adornada. Otro detalle importante es el uso de la niebla, a menudo ubicada estratégicamente en el fondo y arrastrando el primer plano, oscureciendo los objetos y las formas que están en la pintura. Por último, el paisaje alrededor de estos monumentos nos releva a una sensación de aislamiento. El hueco dejado entre los objetos y la niebla juega con nuestra imaginación, motivándonos a llenar estos espacios con figuras personales. 

 

“Nada. Todo lo que vemos, esta conversación, el mundo alrededor de nosotros. Todo se convertirá en nada. Como ya descubrió el obispo de Berkeley, todos actuamos en una película de Matrix. Nos sentamos en una falsa realidad, paisaje."

Z. Beksinski.

 

Personalmente, creo que Beksinski es más que un creador de pesadillas o de sueños macabros. No, definiivamente no es como un Freddy Krueger. Su arte es interdimensional. Es el reflejo de la realidad en un espejo roto, un collage de recomposición sobre lo perecedero a través de los años detenido y barnizado en una imagen. La clara influencia de ambos períodos es notoria a través del objeto central en cada uno de sus cuadros. Si hablamos de una estructura como objeto central, podemos notar la clara influencia de sus estudios de arquitectura a través de la cuidada construcción de los monumentos, cuya posición y dimensiones le acercan a la verosimilitud. Por otra parte, si el foco central está en las figuras, vemos la clara influencia del pensamiento de Beksinski sobre cómo dejamos huella los seres humanos a través de la realización de obras (en el sentido amplio de la palabra) en base nuestros sentimientos más primitivos: el amor, el odio, la rabia, la pena, etc. Se las arregla para capturar este instante, como un buen fotógrafo, de tal manera que seamos capaces de experimentar el mismo sobrecogimiento una y otra vez al revisar cada cuadro.

Estas podrían ser las razones por la cual su obra nos impacta y nos sobrecoge. No porque parezca real sino porque, dentro de nuestra visión de las cosas, Beksinski sabía que podría ser real. Podrás escucharlo de sus mismas palabras en la siguiente entrevista (en inglés).

Galería de Imágenes

NOTA: Puedes visitar una galería completa de imágenes en este gran repositorio. Para más información y obras del artista, puedes visitar la página del Museo de Sanok (en inglés).

Deja un comentario

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: